La Clave Para Medir El Éxito De Tu Compañía

Recuerdo realmente bien el día de junio de 1998 en que me tocó escoger qué carrera iba a estudiar. Nervios y emoción la primera decisión sustancial de mi vida.

Lo cierto es que no tenía ni la más remota idea de qué poner. Jamás había sentido ningún llamado. Yo no era uno de esos niños que sueña con ser médicos o abogados.

Y observando cómo tratábamos a los profesores en la mía, eso era lo último que quería hacer cuando fuera más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad