4 Cosas Sobre El IVA Con Recargo De Equivalencia

Hablar del IVA es nuestro pan de cada día para los autónomos.

Todos entendemos que debe pagar el IVA a Hacienda por las ventas que ejecuta en su actividad. No obstante, en función de la actividad del autónomo, cambia la forma en que se abona el IVA a Hacienda.

1. El recargo de equivalencia es otra forma que tienes como autónomo de entrar el IVA generado en tu actividad a Hacienda

El recargo de equivalencia es un sistema de IVA particular que como autónomo no puedes seleccionar.

Sencillamente es obligación utilizar este criterio en el momento en que eres detallista, o sea, realizas una actividad de retail como tener una verdulería o una tienda de ropa.

Para ser considerado detallista debes cumplir los próximos requisitos:

-. Que la mayor parte de las ventas que hizo el año previo han sido a particulares. En términos técnicos, a usuarios que no actúan como emprendedores ni expertos, sino que adquieren sus productos para utilizarlos o consumirlos en casa.

La mayor parte se considerará si esta clase de ventas es igual o superior al 80% de sus operaciones de ventas totales.

IVA con recargo de equivalencia

2. Si tiene el recargo de equivalencia, no es necesario llevar libros contables

No es requisito llevar un libro de registro de sus capital y costos porque no puedes recobrar el IVA que has pagado a tu proveedor por la compra de los recursos y servicios que luego venderás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad